No es solo un contrapeso, es un accesorio fundamental
para alcanzar un rendimiento óptimo en el campo

El tractor agrícola es un vehículo capaz de realizar distintos trabajos  en condiciones muy diversas,  pero para conseguir el máximo rendimiento en cada una de ellas, es necesario ajustar el buen contrapeso.

El contrapeso es un peso “extra” que se puede agregar al bastidor, o al bastidor y ruedas del tractor para incrementar el peso total, lo cual modifica la distribución del peso entre los ejes trasero y delantero, afectando el equilibrio estático y dinámico antero posterior del tractor. Una distribución equilibrada correspondería al 45% del peso sobre el eje delantero y el 55% del peso sobre el eje trasero.

Los contrapesos solidos delanteros van normalmente en voladizo, a una distancia por delante del eje, por lo cual generan una mayor carga sobre el mismo. Este efecto debe tenerse en cuenta a los efectos de no sobrecargar el puente motriz delantero.

Los tractores Fendt satisfacen todas las demandas gracias a las diferentes opciones de lastre. El cambio de aperos y los distintos tipos de enganches requieren diferentes pesos. En Fendt, es posible montar y retirar fácilmente incluso los contrapesos de ruedas, desde 130 kg hasta 1.250 kg por cada lado. Además, están disponibles de fábrica cinco contrapesos delanteros, que ofrecen el peso adecuado para cada aplicación.